CURATOPÍAS. textos alrededor. rubén Barroso

 

UNA LARGA HISTORIA CON MUCHOS NUDOS (SHOPPING CAAC)

 

Mi madre dice que hoy, 1 de agosto, es mi santo. En el santoral pone que es el 4 (San Rubén Estilita ¡!), pero yo no voy a discutir con mi madre. Total, que hoy es 1 de agosto.

El 1 de agosto de 2020 está siendo un día muy entretenido. Entretenido en el más estricto sentido brechtiano del término, es decir un día en el que pasan muchas cosas que captan la atención.

Me he llegado a sentir como Beuys contándole historias a una liebre muerta, a un muro de granito, a un elefante rosa o al dueño de un chiringuito de la costa, pero en general la acción de hoy ha sido curiosa, fructífera y en ella podría encerrarse gran parte de cómo somos y cómo nos comportamos y situamos los artistas y sus alrededores.

 

El alrededor es Andalucía, la situación es la resolución de las anunciadas compras por parte del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo / Consejería de Cultura. Junta de Andalucía (términos que a veces se me han aparecido hoy como disociados y hay que recordar que no, que el CAAC pertenece a la Consejería, no es autónomo).

 

Unas compras que no son las de un centro de arte en época cualquiera, NO, son una ayuda extraordinaria y especial para el sector a causa del parón sufrido por la aparición del COVID-19. Lo han dicho ellos, no yo.

 

Tal vez esto sea lo más importante de toda esta cuestión: esto no es un asunto exclusivo “del mundo del arte y sus procesos”, con lo cual no se puede proceder como es habitual. No.

 

Insisto: esto lo han dicho ellos, me limito a reproducir sus palabras.

También es muy importante no olvidar en el horizonte cosas tan obvias como que el dinero público de una institución pública tiene que redundar en beneficio público. Esto parece obvio, pero lo obvio se obvia en muchas ocasiones.

 

Unas compras que fueron anunciadas por la Consejera de Cultura, Patricia del Pozo -PP- (PP de Partido Popular, no que yo llame así a Patricia del Pozo, no tengo confianza), el 19 de abril de este año en plena pandemia (ver artículo de 20/04/2020 en ABC: https://sevilla.abc.es/cultura/arte/sevi-consejeria-cultura-destina-medio-millon-euros-compra-obra-artistas-y-galerias-andaluzas-202004201113_noticia.html )

 

Según palabras de la Consejera, se destinaban 500.000 € para "paliar de forma INMEDIATA las pérdidas ocasionadas al tejido del arte andaluz, así como para reactivar el empleo en el sector".

Lo dijo ella.

 

Lo primero que causa cierto estupor es el concepto de INMEDIATEZ que tiene la señora Consejera (del 20 de abril al 31 de julio han transcurrido 3 meses y 11 días), pero bueno, la urgencia no es algo frecuente y no son sólo ellos los que tienen extrañas varas de medir el tiempo. En realidad, desde que entró el PP en la Junta de Andalucía, en diciembre de 2018, esta es la primera actuación que se hacía para el sector en plan ayuda. Quien espera un año y medio espera 3 meses, pensarán. Prisa no hay…

 

Voy a omitir lo que ha ocurrido en este año y medio en la Consejería de Cultura, más concretamente en el sector del arte contemporáneo, porque eso es mejor omitirlo. Créanme, es mejor.

 

El caso es que en el sector, que ni falta hace decir que está de continuo "duramente castigado" -más en estos tiempos, como cualquier otro-, hubo una cierta alegría, pensando que ya era hora, que 500.000 € es una pasta, que se podría (por fin) comprar obra a bastantes artistas, cumplir el fin de ayudarlos (lo que decía la Consejera), otorgar un reconocimiento que no se les había otorgado a muchos de ellos...y ofertar más variedad y puntos de vista y pensamiento a los ciudadanos que para eso están las instituciones públicas.

 

Dinero público, instituciones públicas, bien público.

 

Ah, sí. Antes de continuar creo necesario aclarar dos cosas:

Estas reflexiones mías NO VAN CONTRA LOS ARTISTAS. Me alegro muchísimo por todo el mundo al que se le ha comprado y se lo he dicho personalmente a muchas y muchos de ellas y ellos.

No son una rabieta porque a mí no me han comprado y a otros sí,no nos equivoquemos, que eso está feo. Parece que en el mundo del arte es extraño levantar la voz y decir: ¡Hola! soy un trabajador del arte, tengo algo que decir,una reivindicación laboral. Esto es así, es un mundo en el que, hay que reconocerlo, existe mucho temor. Un mundo en realidad algo o bastante conservador según los casos.

 

NO. Esto es sólo y exclusivamente una denuncia (llamémosle así) ante las políticas culturales ejercidas desde una institución pública como la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en una época de pandemia, cuando se dice que se va a ayudar a un sector.

 

Espero que haya quedado claro. 

 

Aclaro también que esto forma parte de mi trabajo como artista, así que –evidentemente-, estoy trabajando.

 

El CAAC.

 

El CAAC es una institución pública. Es obvio, pero hay que recordarlo.  

¿Qué le ocurre al CAAC? Pues yo estaría encantado de hacer un ensayo remunerado sobre lo que le ocurre al CAAC porque el asunto lo merece.

Como el título de aquella magnífica exposición que hubo en la época dorada del CAAC, sobre Fluxus, el devenir de este espacio es “una larga historia con muchos nudos”.

 

Apuntar solo que si a alguien se le ocurre preguntar en Sevilla a otro alguien si ha ido al CAAC, la respuesta más común es: “…hombre, muchísimas veces, anda que no he ido yo a conciertos al CAAC…”. Si se le dice (estos son datos fiables y contrastados, os lo aseguro) que allí hay exposiciones, la respuesta es “…¿sii?...no lo sabía …”.

En fin.

 

Voy al grano, que es lo que a ustedes les interesa en esta ocasión: las compras.

 

En datos facilitados por la Consejería de Cultura ayer 31 de julio, se han presentado a esta convocatoria extraordinaria 1517 artistas andaluces o residentes en Andalucía.

Sólo la cifra de artistas que se han presentado (¡¡¡1.517 artistas!!!) nos da idea de que esto no es ni mucho menos, un procedimiento ordinario de un centro de arte contemporáneo, sino exactamente lo que dijo la Consejera, unas ayudas para los artistas andaluces en tiempos de pandemia a las que se ha presentado –lógicamente- todo el mundo.

Finalmente, los 500.000 € (siempre según datos de la Consejería de Cultura) han ido a parar a 47 artistas. De 1517 a 47.

Ver web de la agencia andaluza de instituciones culturales:https://www.juntadeandalucia.es/organismos/culturaypatrimoniohistorico/actualidad/noticias/detalle/240888.html

 

De estos 47 artistas seleccionados, el CAAC -en su colección-, disponía ya de obra de 19 de ellos y se han seleccionado una primedracriba de 74 que finalmente han quedado en 47.

ver listado de la colección del CAAC en la propia web del CAAC: 

http://www.caac.es/coleccion/frame.htm

 

What happens???? Que diría Allan Kaprow:

 

¿¿¿NO HAY NIVEL EN LOS ARTISTAS ANDALUCES PARA QUE TENGAN QUE VOLVERLE A COMPRAR A ARTISTAS QUE YA LES HABÍAN COMPRADO???

 

A ver preguntas directas:

 

¿el CAAC considera después de convocar unas ayudas extraordinarias en tiempo de pandemia que tiene que volver a comprar obra a artistas de los que ya tienen obra? What?

 

¿Quiere decir esto que la Consejería de Cultura considera que los artistas andaluces no son dignos de la ayuda pública que ellos mismos han anunciado, hasta el punto de volver a comprar obra a artistas que ya forman parte de su colección?

 

¿Qué de 1.517 artistas que se han presentado en realidad se han gastado 500.000 € en comprar obra a sólo 28 artistas nuevos?

Ante esta catástrofe de artistas que somos los andaluces, tienen que volver a comprar obra a artistas que ya tienen, ¿¿¿es en serio????

Sí,lo es.

 

Ha habido gente hoy, me lo han dicho incluso desde el propio CAAC con los que he hablado esta mañana, que no encontraban ninguna anomalía en el proceso.

 

¿¿¿QUÉ????

 

¿NO ES ANÓMALO CONVOCAR UNA AYUDA EXTRAORDINARIA Y URGENTE EN TIEMPOS DE PANDEMIA PARA AYUDAR AL SECTOR, QUE SE PRESENTEN 1517 ARTISTAS Y QUE SE COMPRE OBRA A 19 ARTISTAS DE LOS QUE YA SE TENÍA OBRA?

 

¿¿Qué más quieren para que sea anómalo??

 

Bueno, pues hay más, claro, porque una cosa es imposible que vaya sin la otra cosa.

Esto es consecuencia de un proceso que ha sido anómalo desde el principio, aunque ellos se hayan blindado legalmente para decir que todo es legal porque lo han hecho así con toda la premeditación del mundo, sabiendo perfectamente lo que iba a ocurrir.

 

Lo sabían tan tan bien, que los artistas andaluces podríamos habernos ahorrado el trabajo y la ilusión (muy importante, la ilusión) de presentarnos a esta convocatoria que se supone era para ayudarnos.

Artistas andaluces, no sois nadie según el CAAC, podríais haberos ahorrado todo el trámite y todas las ilusiones, os lo aseguro.

Paso a contar por qué.

 

Como el título de aquel film de Godard, esto parece “Le Mepris” (El Desprecio).

 

Inciso: si de verdad alguien cree que esto ya de entrada no es anómalo, que es muy normal, que me lo digan y lo argumenten por favor. Si esto no es un desprecio a la comunidad artística andaluza, que me lo digan, please.

 

El proceso pasaba por ser oscuro y poco empático ya desde el principio. Desde el momento en el que se empezó a saber que estaban llamando a artistas por detrás para decirles que les habían comprado obras, sin la más mínima transparencia, creando un mal rollo y unas mala sinergia entre la comunidad artística andaluza sin precedentes, creando una imagen de descrédito de la transparencia y de la credibilidad que se le supone a una administración pública sin precedentes.

 

Un proceso de compra/ayuda a artistas para paliar los efectos de la pandemia que se anuncia una vez que ya han comprado a los artistas, que lo publican una vez que ya está todo el pescao vendío…desde una administración pública.

 

Que va, no es anómalo, es todo muy normal…

 

Que no haya una comparecencia pública para explicar los porqués, es muy normal…

 

Que ni siquiera se les mande un mail a los 1.470 artistas no seleccionados tan siquiera para comunicar el fallo de la convocatoria, es muy normal…somos tan pésimos para la Junta de Andalucía que ni siquiera nos merecemos un mail comunicándonos el resultado. No os merecéis nada, hemos tenido que volver a comprar a los mismos de siempre porque sois muy malos.

 

Todo muy normal, si, nada anómalo.

 

Sigo.

 

En realidad cuando decía antes que los artistas se podían haber ahorrado el disgusto es por lo siguiente: ya se sabía de antemano dónde iban a ir las compras: a “pagar” exposiciones pasadas, presentes y futuras. Sólo hay que mirar con atención las programaciones del CAAC y C3A para decir ¡Anda! que curioso...

 

A comprar obra a artistas a los que les habían hecho exposiciones en los últimos años y no les habían comprado: a “pagar” de alguna manera lo que no habían pagado antes. Tanto en el CAAC como en el C3A (el CAAC en Córdoba).

 

A comprar obra a artistas a los que les van a hacer exposiciones tanto en el CAAC como en el C3A, en los próximos meses. En algunos casos, a artistas de los que el CAAC (¡Oh!) ya tenía obra en su colección desde hace muchos años.

 

Esto se puede comprobar fácilmente visitando estas páginas del CAAC y del C3A donde lo especifican claramente.

pongo los enlaces de las exposiciones y ahí pueden investigar por su cuenta sobre exposiciones actuales,pasadas y futuras y comparar si lo desean: http://www.c3a.es/exposiciones-actuales

http://www.caac.es/programa/hace50/frame.htm

 

A comprar obra de artistas que, sinceramente, supone un ejercicio de “insolitismo” y desfachatez muy grande.

No voy a nombrar a los artistas, me parece feo, muchas de ellas y ellos son amigos míos y les tengo mucho cariño y mucha estima como artistas. Además se distorsionaría y se malinterpretaría todo. No. no.

Solo pongo los enlaces y si alguien quiere puede seguir investigando por su cuenta.

 

Sólo nombraré 3 casos de los que si me permiten sí voy a decir nombres:

¿Era absolutamente necesario para la comunidad andaluza, en esta convocatoria urgente y extraordinaria por la pandemia VOLVER a comprar obra a José Ramón Sierra o a Miki Leal? 

 

¿Absolutamente necesario en detrimento de otros cientos de artistas?

No digo nada, sólo me gustaría que esto se explicara detalladamente.

 

Un caso muy curioso es el de un artista (siempre todos muy respetados y respetables, vaya por delante) al que le han comprado una obra en la que pinta el estudio de un artista llamado, ¡tachan! MIKI LEAL...que casualidad, vamos, que nadie ha caído en eso...

 

Nada, nada, todo es muy normal, nada anómalo.

 

Todo es transparencia, como el agua clara.

 

Nada es amiguismo, por supuesto, todo se ha hecho estrictamente para un bien público, para que los andaluces sepan de una vez por todas quienes se consideran artistas de primera y quiénes de tercera, cuarta o ni siquiera…¿Os enteráis artistas andaluces? El CAAC dice lo que sois, lo que somos para una institución pública.

 

Nada. Lo importante es volver a comprar obra a Miki Leal, comprar obra sobre Miki Leal. ¿Porqué no compran directamente a Miki Leal y lo exponen en persona? Lo mismo nos canta una rumbita y es siempre así de divertido.

 

¿Os habéis enterado ya quién es el importante?

La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía os lo dice clarito, y además sin contemplaciones.

 

Aclaro que no tengo absolutamente nada en contra de Miki Leal, ni en contra del señor que pinta el estudio de Miki Leal, que lo pongo como ejemplo porque es muy descarado lo que han hecho en su caso, pero que me alegro mucho por él.

 

El caso de José Ramón Sierra, un histórico al que igualmente respeto mucho, tampoco lo veo muy claro aqúí, en esta convocatoria (lo mismo está pasando por apuros económicos y yo no lo sé), el caso de familiares de artistas relevantes sin apenas curriculum también me parece muy significativo, el caso de que hayan comprado a artistas jóvenes (siempre se llena la boca a los políticos y gestores cuando se dice “artistas jóvenes”) es tan significativo como que muchos de ellas/ellos van a participar en una exposición que se inaugurará en diciembre en el CAAC sobre artistas jóvenes andaluces,llamada "Entre las formas que van hacia la sierpe, y las formas que buscan el cristal", continuación de aquella otra de hace un par de años o así, llamada con el título de “¿Qué piensan los artistas andaluces de ahora?” y a programas específicos del C3A (C3A Proyectos).

 

E insisto, que por ellas y ellos me alegro muchísimo, porque son estupendos artistas (si hace falta me lo pongo de mantra y repito de nuevo que esto no tiene nada que ver con los artistas, lo repetiré cuantas veces haga falta, sino con la política de una institución pública como la Junta de Andalucía).

 

Termino.

 

El CAAC inaugura temporada en septiembre con OTRA exposición de Carmen Laffón, una artista a la que hace unos años le hicieron una enorme retrospectiva y que, como todo el mundo sabe, pinta paisajes de la desembocadura del Guadalquivir que tan monos quedan en cualquier salón de una familia bien y cuya relación con el arte contemporáneo sigue siendo un gran misterio.

ver web del CAAC: http://www.caac.es/programa/ex_fut.htm

 

¿Porqué digo esto?

Porque el CAAC (la Junta de Andalucía) insiste en señalarnos, una y otra vez, que los artistas andaluces son siempre los mismos, que aquí no hay nadie más.

 

A todo esto, la publicación del listado de artistas y compras (sin especificar cuantía de cada compra), lo hacen público ¡¡¡EL 31 DE JULIO A LAS 13 HORAS!!!

 

Todo muy normal, nada anómalo, el 31 de julio a la 1 de la tarde es cuando se publican las cosas, si señor, ya si eso te respondemos en septiembre…muy de buenas prácticas, si, si…

 

Las galerías de arte.

Se supone que compraban a artistas y galerías, pero sólo ponen los nombres de los artistas, ¿porqué? No tenemos derecho quienes también tenemos galerías a saber porqué no...

 

Le han comprado a galerías de arte andaluzas, pero NO LO PUBLICAN.

Todo muy normal, muy transparente.

 

He preguntado al CAAC si habrá plazo de alegaciones como sucede en cualquier  procedimiento administrativo público y no me dicen nada, me remiten a que se publicará en el apartado de contrataciones.

Muy normal.

 

Bueno, para terminar, creo que habrá que pedir explicaciones, ¿no?

 

De momento no sé de nadie que las haya pedido, si hay alguien que lea esto y las ha pedido por favor que me lo diga, así que de momento las pido yo por mi cuenta, de momento.

 

Venga:

 

Rubén Barroso, artista andaluz, EXIGE a Patricia del Pozo, Consejera de Cultura, María del Mar Sánchez Estrella, directora general de Innovación Cultural de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y a Juan Antonio Álvarez Reyes, director del CAAC,

 

- una explicación detallada de los procesos de compra.

 

- una explicación detallada, una por una, justificando cada compra.

 

- la publicación de la lista de los 74 artistas seleccionados en una primera criba de los 1.517 artistas andaluces (que al final se han quedado en 47) que se han presentado a esta convocatoria y su baremación y puntuación en dicha lista, los motivos por los cuales finalmente se optó por las compras seleccionadas y demás detalles.

 

Seguro que se me olvida algo.

 

Esta sería una estupenda oportunidad para hablar en profundidad del CAAC como “la casa común del arte andaluz” que supuestamente es, ¿no? Hablar de su estructura, de sus discotecas, sus exposiciones, su funcionamiento…

Me he puesto en contacto con todas las asociaciones del sector en Andalucía (unas me han respondido, otras lo harán,imagino) con los grupos parlamentarios de PSOE y Unidas Podemos. Sólopara conocer,como ciudadano andaluz,comisario, agente cultural, educador en museos, director de festivales y espacios y artista con más de 35 años de trayectoria, cuales son sus respectivas posturas. 

 

Como decían aquellos cromos de Bimbo, para enterarnos “Del porqué de las cosas”. No pasa nada,las instituciones públicas son siempre transparentes y se les puede preguntar, ¿no?

 

Buenas prácticas.

 

Me voy a dar un paseo.

 

Es mi santo.

 

 

Rubén Barroso, 1 de agosto de 2020

 

PD: todos los datos aquí contenidos están extraídos de las páginas web'soficiales de la Consejería de Cultura de laJunta de Andalucía.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Ruben Barroso Alvarez